La cebolla como antibacteriano

cebolla como antibacteriano

16 Feb La cebolla como antibacteriano

Son muchos los beneficios y propiedades de la cebolla para nuestro organismo. Además de estar compuesta de vitaminas A, B, C, ácido fólico, azufre, fósforo, calcio, magnesio, hierro, yodo, potasio, zinc y sodio, contiene uno de los más poderosos antioxidantes, la quercetina, que ayuda a prevenir la osteoporosis.

Ya nos contaban nuestros abuelos que la colocación cebollas en rodajas alrededor de la casa protege el hogar de la gripe y otras enfermedades recogiendo o absorbiendo los gérmenes o virus presentes.

En 1919 cuando la gripe mató a 40 millones de personas un médico que visitó a muchos agricultores observó que algunas familias tenían todos sus miembros sanos frente a otras en las que todos morían por esta enfermedad. Cuando el médico investigó qué estaban haciendo diferente observó que algunos tenían la costumbre de colocar una cebolla en un plato en las habitaciones de la casa.

El médico no lo podía creer pero cuando colocó la cebolla bajo el microscopio, encontró el virus de la gripe en la cebolla.

Hoy en día sabemos a ciencia cierta las propiedades y usos de la cebolla como antibacteriano, sus cualidades antimicóticas, y antiinflamatorias, que hacen de la cebolla un coadyuvante en el tratamiento de resfriados, congestiones nasales, infecciones y algunos dolores producidos por inflamación.